BRUSELAS PRESENTA UN PLAN PARA REDUCIR EL FLUJO MIGRATORIO EN EL MEDITERRÁNEO CENTRAL TRAS EL PULSO ENTRE ITALIA Y FRANCIA